Hemos visto disminuir la cantidad de casos, hospitalizaciones y muertes debido a COVID-19 en la última semana, dando esperanza que la pandemia se está estabilizando. Sin embargo, el caos que ha dejado esta pandemia es innegable. En una forma o otra, todos hemos experimentado alguna pérdida, sea la pérdida de un trabajo, la rutina o incluso la sensación de seguridad. Muchos de nosotros hemos perdido colegas, seres queridos, amigos, y conocidos a este virus.

A pesar de los signos de esperanza, no es sorpresa que muchos de nosotros permanecemos con sentimientos persistentes, incluyendo: el enfado, la tristeza, la confusión y el duelo. Quizás nos comportamos diferente para sentirnos cerca a los que han fallecido. A lo mejor se siente como si fuéramos una person muy diferente, pero el duelo es natural; es como nuestra mente y nuestro cuerpo reacciona enteramente a la pérdida de alguien importante para nosotros. Como cada relación cercana es diferente, cada uno de nosotros experimentamos el duelo en diferentes maneras. 

En momentos como estos, COVID-19 nos ha impedido mantener nuestros procesos normales de duelo. Muchos ritos y rituales, como funerales y velorios, no pueden ocurrir como lo hacen en un momento sin brote. Las pérdidas asociadas con COVID-19 se complican por los protocolos de distanciamiento físico, como la limitación de grandes reuniones, la dificultad para viajar a los servicios y la posibilidad de no poder estar con sus seres queridos en cuarentena o aislados. Todo que puede conducir a un aumento de los sentimientos de enfado o culpa.

Sin embargo, es importante recordar que podemos mantenernos conectados con otros mientras seguimos practicando el distanciamiento físico. Es común querer aislarse cuando uno está en duelo, pero es importante mantenerse conectado a amigos y familiar en cualquier forma posible. Por ejemplo, puede comunicarse con sus seres queridos por llamada, texto o por videollamada o a través de las redes sociales o se puede organizar recordatorios o memoriales en grupos virtuales. 

Algunas personas podrán experimentar el duelo sin la necesidad de perder un ser querido. Mucho de nosotros hemos perdido la sensación de certeza, la sensación de seguridad, la sensación de predictiibilidad y últimamente nos deja sintiéndonos dislocados e inseguros sobre lo que sucederá después. El duelo puede provenir de la pérdida de cualquier cosa a la que estemos profundamente apegados, como la pérdida de la estabilidad económica, la pérdida de nuestra capacidad de movernos libremente, la capacidad de participar en los hitos de la vida en persona.

¿Qué Puedo Hacer Si Me Enfrento Al Duelo?

El duelo es algo natural y afortunadamente la mayoría de la gente es resiliente

Algunos consejos sugeridos por la psycoterapista, Lori Gottlieb del New York Times incluyen:

  • Reconociendo el dolor. En lugar de desalentar los sentimientos de tristeza, cuanto más podamos decirnos a nosotros mismos y a las personas que nos rodean: “Sí, estas son pérdidas significativas”, más vistos y aliviados nos sentiremos. Tendemos a confundir sentirnos menos con sentirnos mejor, pero ayuda recordar que los sentimientos todavía están ahí.
  • Manténgase en el presente. Con COVID-19 existe la incertidumbre acerca de cuánto durará esto y lo que sucederá después, y nos deja llorando por nuestras pérdidas actuales y las que aún no hemos experimentado. Por lo tanto, es importante que permanezcamos en el presente y agredecer el momento seguro que podemos estar experimentando mientras, por ejemplo, estamos en casa, leyendo un libro.
  • Permita que las personas experimenten la pérdida a su manera. Todos experimentamos nuestras pérdidas en manera únicas, por lo que es importante dejar que la gente haga su duelo de la manera que les resulte más fácil sin disminuir sus pérdidas ni presionarlos para que sufran de la misma manera que usted esta sufriendo.

Mientras mucha gente es resiliente a los cambios durante esta pandemia de COVID-19, algunos necesitan el apoyo de un profesional para recuperarse. La siguiente lista incluye recursos para obtener ayuda profesional

  • Los Servicios de Salud Mental de AMPHS se brindan actualmente de manera remota. Puede llamarnos al 212-256-9036.
  • Si no está seguro de a dónde acudir para obtener ayuda profesional, NYC Well puede brindar apoyo y referencias para aquellos que sufren dolor y pérdida. Visite nyc.gov/nycwell o llama 888-NYC-WELL (888-692-9355).
  • Llame a la Línea Directa de Apoyo Emocional sobre COVID-19 del Estado de Nueva York al 844-863-9314 para hablar con voluntarios profesionales capacitados que están listos para escuchar, apoyar y referir si es necesario. Están disponibles desde las 8AM-10PM, siete días a la semana.
  • La Línea de Ayuda de Socorro en Desastres: 1-800-985-5990 es una línea directa nacional disponible 24/7 y 365 días al año, dedicada para proporcionar asesoramiento de crisis inmediato a las personas que están sufriendo angustia emocional relacionada con cualquier desastre natural o humano.
    • También puede enviar TALKWITHUS a 66746 para conectarse con un asesor de crisis capacitado.

¿Cómo Puedo Apoyar a Alguien En Duelo?

Para los individuos que se preguntan cómo pueden ayudar a alguien que está superando la pérdida de un ser querido en esta pandemia, la comunicación por llamada, texto, correo electrónico, videollamada y por las redes sociales es crucial. Incluso, si la persona no responde, sabrá que usted está allí para apoyarla. También puede tomar medidas sin que se lo pidan. Aveces, cuando las personas están en medio de una crisis, no saben qué pedir. Sea creativo en lo que puede hacer para personas. Si no esta enfermo y no tiene síntomas, deje alimentos o comestibles mientras mantiene una distancia segura, envíe un paquete de atención o compre en línea para enviar artículos.

Debido a que el coronavirus a hecho los procesos difíciles aún más difícil de lo que eran anteriormente, la Administración de Recursos Humanos (HRA) proporcionará asistencia financiera a las personas que necesiten asistencia para cubrir los gastos funerarios. Los residentes de bajos ingresos de la ciudad de Nueva York pueden ser elegibles para recibir hasta $900 en asistencia financiera para cubrir los gastos del funeral de un familiar o amigo fallecido de bajos ingresos de la ciudad de Nueva York

  •  Para ser elegible, el solicitante fallecido y el pariente más cercano deben tener un número de seguro social
  •  La persona que hace los arreglos para el funeral debe presentar una solicitud dentro de los 60 días a partir de la fecha de la muerte del difunto en la Oficina de Servicios de Entierro por correo, en persona en 33-28 Northern Blvd., 3rd Flr., Long Island City, NY 11101, por correo electrónico a BurialServices@hra.nyc.gov, o por fax al 917-639-0476.
  • Para obtener información adicional, puede comunicarse con la HRA al 718-473-8310.
  • Para detalles adicionales también puede visitar su sitio web

AMPHS esta aquí para apoyarlo! Si necesita recursos para ayudarle en estos tiempos difíciles, por favor conéctese con nosotros por teléfono al (212) 256-9036.