Manteniendo Un Corazón Sano

Para ayudar a nuestra comunidad a comprender la importancia de mantener un corazón sano, tuvimos una sesión de Zoom el miércoles 14 de julio de 2021, con la oradora invitada Yasmin Santiago, educadora de salud de Empire Blue Cross Blue Shield. Nuestro taller Manteniendo Un Corazón Sano cubrió afecciones cardíacas comunes, factores de riesgo, cómo manejar nuestros niveles de riesgo y más. Puede ver una grabación de este taller en inglés y español aquí.

Los siguientes son aspectos destacados de nuestro taller:

¿Qué es una enfermedad cardíaca?
La enfermedad cardíaca es cualquier trastorno que afecta la capacidad del corazón para funcionar normalmente. La gravedad y los síntomas varían de una persona a otra. Las personas pueden no experimentar síntomas o experimentan síntomas leves o síntomas graves, como un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

Según la Asociación Estadounidense del Corazón, la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte, para hombres y mujeres, en los Estados Unidos. Un estadounidense muere cada 38 segundos y el accidente cerebrovascular (derrame cerebral) es la causa número cinco.

¿Qué es la aterosclerosis?
La aterosclerosis es el endurecimiento o estrechamiento de las paredes de las arterias coronarias. Esto es causado por depósitos de grasa y colesterol que bloquean y, a veces, detienen el flujo de sangre al corazón a través de las arterias. Esta es la causa más común de enfermedad cardíaca y ocurre lentamente con el tiempo.

¿Qué es un ataque cardíaco (infarto)?
El corazón es un músculo y su propósito es llevar sangre y oxígeno al cuerpo.

Un ataque cardíaco ocurre cuando una arteria que suministra sangre y oxígeno a su corazón se bloquea. Por lo general, esto ocurre debido a la acumulación de depósitos de grasa que forman placa en las arterias del corazón. Si se rompe una placa, se puede formar un coágulo de sangre que bloquea las arterias, lo que provoca un ataque cardíaco.

Un infarto ocurre de cintura para arriba.

¿Cuáles son los signos comunes de un ataque cardíaco?

Algunas personas pueden tener síntomas, mientras que otras no.

Los síntomas comunes incluyen:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor de pecho
  • Náuseas o vómitos
  • Dolor de mandibula
  • Transpiración (sudor)
  • Mareo

Si tiene alguno de estos síntomas, no espere. Llame al 911.

¿Qué es un derrame cerebral?

Un derrame cerebral es una interrupción del flujo de sangre al cerebro. Los accidentes cerebrovasculares pueden afectar el lado izquierdo o derecho del cuerpo.

Hay dos tipos de accidentes cerebrovasculares que ocurren de diferentes maneras:

  • Accidente cerebrovascular isquémico: ocurre cuando un coágulo (ya sea un coágulo de sangre o una placa) bloquea un vaso sanguíneo en el cerebro.
  • Accidente cerebrovascular hemorrágico: ocurre cuando un vaso sanguíneo en el cerebro estalla.

¿Cuáles son las señales de advertencia de un derrame cerebral?

  • Entumecimiento o debilidad repentinos de la cara, el brazo o la pierna, especialmente en un lado del cuerpo.
  • Confusión repentina, dificultad para hablar o comprender
  • Problemas repentinos para ver con uno o ambos ojos.
  • Problemas repentinos para caminar, mareos, pérdida del equilibrio o la coordinación.
  • Dolor de cabeza severo y repentino sin causa (si tiene dolores de cabeza constantes, es importante que hable con su médico y posiblemente reciba una resonancia magnética para asegurarse de que no haya peligro)

Estas señales de advertencia pueden durar unos minutos u horas. Algunas personas pueden saber de inmediato que están sufriendo un derrame cerebral, mientras que otras pueden no darse cuenta de que algo anda mal hasta horas o días después de haber sufrido un derrame cerebral, generalmente entre las personas que tuvieron un derrame cerebral leve.

¿Cuáles son los factores de riesgo de enfermedad cardíaca?

  • Fumar
  • Alta presión sanguínea
  • Colesterol alto
  • Genética (historia familiar)
  • Dieta no saludable
  • Consumo de alcohol
  • Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular previo
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Sexo y edad
  • Actividad física
  • Estrés

¿Cuáles de estos factores son controlables y por qué son peligrosos?

  • Fumar:
    • Los productos químicos que se encuentran en el humo del cigarrillo disminuyen la cantidad de oxígeno que se encuentra en la sangre.
    • Las personas que fuman tienen más del doble de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco comparado a los que no fuman.
    • Los fumadores que han sufrido un ataque cardíaco tienen más probabilidades de morir repentinamente (en el plazo de una hora) comparado a los que no fuman.
  • Alta presión sanguínea:
    • El corazón es un músculo y la presión arterial alta hace que el corazón trabaje más de lo normal. Eventualmente el corazón se agranda y se debilita.
    • La presión arterial alta aumenta el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal y aterosclerosis.
  • Colesterol en sangre alto
    • Hay dos tipos de colesterol:
      • Colesterol de alta densidad (colesterol “bueno”)
      • Colesterol de baja densidad (colesterol “malo”)
    • Lo que necesitamos en nuestro cuerpo es el colesterol bueno.
    • El colesterol alto en sangre contribuye a la aterosclerosis
    • No presenta síntomas y muchas personas lo padecen sin saberlo. La única forma de saber si uno tiene el colesterol alto en sangre es mediante un examen físico.
  • Obesidad
    • Las personas que tienen exceso de grasa corporal, especialmente alrededor del área de la cintura, tienen un mayor riesgo de tener problemas cardíacos. El corazón trabaja más para impulsar el oxígeno y los nutrientes que el cuerpo necesita.
    • También contribuye a la hipertensión arterial, la diabetes y el colesterol alto en sangre.
    • Perder del 5 al 10 por ciento de su peso corporal (si es obeso) puede ayudar a reducir la presión arterial alta y el colesterol total en la sangre
  • La inactividad física
    • Ninguna actividad física puede resultar en exceso de peso y puede conducir a enfermedades cardíacas.
    • Se recomienda realizar entre 30 y 60 minutos de ejercicio. 30 minutos diarios de caminata pueden ayudar a acondicionar el corazón y los pulmones.
  • Diabetes
    • Las personas con diabetes tienen más probabilidades de tener presión arterial alta y colesterol alto. Esto hace que el corazón trabaje más para llevar oxígeno y sangre a todo el cuerpo.
    • La diabetes reduce la cantidad de colesterol bueno en la sangre.
    • También aumenta la cantidad de grasa depositada en las paredes arteriales.

¿Qué factores de riesgo son incontrolables?

  • Género
    • Los hombres tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco que las mujeres y tienen ataques cardíacos a una edad más temprana.
  • Edad
    • Los ataques cardíacos pueden ocurrir a cualquier edad, sin embargo, a medida que envejece, el corazón se debilita–lo que hace que trabaje más y aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Raza
    • Los afroamericanos tienen hipertensión arterial más grave que los caucásicos.
    • La enfermedad cardíaca también es alta entre los mexicoamericanos y los indios americanos debido a las tasas más altas de obesidad.
    • Las mujeres latinas también corren un alto riesgo debido a las tasas más altas de obesidad y de fumar.

¿Cómo puedo reducir mi riesgo de enfermedad cardíaca?

  • Mantenga un peso saludable. Tener sobrepeso y obesidad puede aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Consuma una dieta saludable. Trate de limitar las grasas saturadas, los alimentos con alto contenido de sodio y los azúcares agregados. Consuma más frutas y verduras frescas y cereales integrales.
  • Haga ejercicio con regularidad. El ejercicio tiene muchos beneficios, incluido el fortalecimiento del corazón y la mejora de la circulación. También puede ayudarlo a mantener un peso saludable y reducir el colesterol y la presión arterial, todo lo cual puede reducir su riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Reducción de estrés. El estrés puede aumentar su presión arterial y el estrés extremo puede causar un ataque cardíaco. Manejar el estrés a través de técnicas como meditación, ejercicio, ejercicios de respiración, tai chi, yoga y caminar.
  • Controle su presión arterial. En promedio, una presión arterial normal es 120/80, sin embargo, un nivel de presión arterial normal puede ser diferente según el individuo. Por eso es importante hablar con un médico para averiguar qué es normal para usted.  Hágase un chequeo de su presión arterial con regularidad, al menos una vez al año para la mayoría de los adultos y con más frecuencia si tiene presión arterial alta. Muchas farmacias, como Rite Aid, Duane Reade, Walgreens, CVS, brindan controles de presión arterial de forma gratuita (no se requiere seguro ni citas).
  • Mantenga sus niveles de colesterol y triglicéridos bajo control. Puede hacerlo comiendo de manera saludable y, si toma medicamentos para reducir el colesterol, continúe tomándolos según lo prescrito.
  • Limite el consumo de alcohol. Beber demasiado alcohol puede elevar su presión arterial. Se recomienda que los hombres no tomen más de dos bebidas por día y las mujeres no deben tomar más de una.
  • Deja de fumar. Fumar cigarrillos aumenta la presión arterial y aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco y un derrame cerebral. Si no fuma, no comience. Si fuma, dejar de fumar reducirá su riesgo de enfermedad cardíaca. 311 tiene muchos recursos para ayudarlo a dejar de fumar.
  • Manejar la diabetes. Tome sus medicamentos y controle sus niveles de glucosa por la mañana y por la noche. El nivel alto de azúcar en la sangre debido a la diabetes puede dañar los vasos sanguíneos y los nervios que controlan el corazón y los vasos sanguíneos, lo que hace que se duplique el riesgo de enfermedad cardíaca diabética. Es importante hacerse una prueba de diabetes y, si la tiene, mantenerla bajo control.
  • Dormir lo suficiente. Si no duerme lo suficiente, aumenta su riesgo de hipertensión arterial, obesidad y diabetes, lo que aumenta su riesgo de enfermedad cardíaca. La mayoría de los adultos necesitan de 7 a 9 horas de sueño por noche.